Hatha Yoga

HATHA YOGA

Vamos a tratar de explicar los tipos de Yoga de la manera más sencilla y clara. Existen cinco grandes tipos de Yoga: Hatha Yoga, o Yoga físico Raja Yoga, o Yoga mental Gñana Yoga, o Yoga del conocimiento Karma Yoga, o Yoga de la acción Bhakti Yoga, o Yoga de la devoción Leer más...
La mayoría de los tipos de Yoga que existen son variedades del Hatha Yoga. El resto es parte del Raja Yoga o Yoga mental, también llamado Ashtanga Yoga, y a veces escrito Astanga. Los otros tres tipos de Yoga son menos conocidos, aunque también forman parte de los 5 tradicionales. La relación es muy estrecha, y podríamos discutir si un determinado tipo de Yoga debería clasificarse dentro de otro grupo o no. El hecho es que los textos más importantes del Yoga han acabado dando mayor importancia al Hatha y al Raja. Observa el esquema anterior, que muchas veces una imagen clarifica más que las palabras. Después pasamos a explicar cada tipo de Yoga. Para aclarar conceptos desde ya sobre los tipos de Yoga, ofrecemos esta breve distinción: El Raja Yoga trata de alcanzar la energía espiritual, también llamada kundalini, controlando la mente, que es superior al cuerpo, y por tanto así también se controla el cuerpo. El Hatha Yoga busca el mismo objetivo, la liberación del kundalini, pero cree que es necesario calmar y dominar el cuerpo, para que así sea más fácil dominar la mente. Te ayuda a lograr la transformación que te permite crecer internamente y que te ayuda a ti y a los que te rodean en la evolución de vuestras almas y en su Despertar. Contenido: Vivencias-Técnicas- Meditación Introducción: Etimológicamente Yoga significa unión, ya que la meta del Yoga es la unión de la conciencia con el principio Absoluto. Surge ante la pregunta ¿quién soy? En esencia es la unión consciente con el centro de uno mismo. El fin, darnos cuenta de nuestro centro y tomar contacto con él para dar sentido a nuestras vidas. El Yoga ha nacido no de la especulación, sino de miles de años de experiencias que han sido replicadas por muchos yoguis a lo largo de la historia. El Yoga posee sus propios métodos y fundamentos que hacen que sea un amplio y completo sistema de desarrollo interior. Cualquier persona puede aproximarse al Yoga, ya que posee un tipo especial de técnica para cada tipo de personalidad y temperamento. Mucho se puede beneficiar la llamada cultura occidental del Yoga, puesto que es un compilado de conocimiento del Ser que ahonda sus raíces en los anales del tiempo, puesto que hay pruebas que datan de al menos unos 5000 años de antigüedad. El Yoga es de valor inapreciable para las ciencias del hombre como la Psicología, la Filosofía, la Antropología y la Medicina, aportando claves para el equilibrio físico, emocional y mental, y abriendo las puertas de las profundidades del Ser. Yoga es por tanto TODO aquello que me lleve a tomar contacto con mi centro, es un estado de consciencia especial en el que conecto con mi esencia.
Técnicas o caminos del yoga: Serían todas aquellas que nos ayudan a lograr el objetivo: - La respiración o prana - Las posturas o asanas - La relajación - La meditación - Los mantras - Los sutras. Leer más...
Tradicionalmente el Yoga posee cuatro ramas fundamentales que se ajustan a cuatro tipos de temperamento o personalidades. En esto radica una de las maravillas del Yoga que, como sistema se muestra sumamente abierto y se ajusta a cada personalidad. Estos cuatro caminos son: Raja Yoga: se lo conoce también como el "camino real". Consiste en la reintegración del ser con lo Absoluto por medio del dominio de la mente, por medio de la concentración y de la meditación. Para ello se basa en un conjunto de técnicas cuya meta es suprimir las modificaciones del pensamiento, volviendo silenciosa la mente. Sólo por medio de calmar la superficie del lago se alcanza a ver el fondo. El Hatha Yoga es una de las formas que adopta el Raja Yoga por medio del dominio del cuerpo y la respiración para lograr esa meta. Este tipo de Yoga es para las personalidades de tendencia investigativa, intelectual, inquisitiva y racional. Gñana Yoga: Es el camino del conocimiento. La negación sistemática o la desidentificación de la consciencia con las diferentes manifestaciones de la energía. Ser consciente de Maya o ilusión del mundo, para llegar de lo falso a lo real. Cuando todo es negado lo que queda es el Ser, cuando el Ser es negado, lo que queda sigue siendo el Ser. Se basa también en el estudio de las escrituras Sagradas o Vedas por medio de la intuición o conocimiento directo. El Gñana Yoga va con las personalidades filosóficas, mentales e intuitivas. Karma Yoga: es el Yoga de la acción desinteresada. Acción sin recompensa. El practicante se esfuerza por dejar el ego de lado, alcanzando la purificación. Es el Yoga para las personalidades de acción o activas. El Karma Yogui ve en todo y en todos a lo Absoluto. Bhakti Yoga: es el Yoga de la devoción, apto para personalidades con tendencias devocionales y emocionales, donde la intelectualidad juega un papel secundario. El practicante pone toda su energía en la imagen de lo Absoluto, transformando y purificando sus emociones en un flujo de amor puro hacia Eso. Es la sublimación de todas las emociones. Las grandes religiones son formas de Bhakti Yoga. Estos caminos no necesariamente se excluyen mutuamente, sino que, como las personalidades poseen múltiples grados de transición entre un extremo y otro, así como múltiples matices, estos cuatro tipos de Yoga pueden ser practicados juntos en la medida en que la personalidad se manifiesta con sus diversas gamas y dimensiones. La rama del Yoga actualmente más conocida es el Hatha Yoga. Se le llama muchas veces el yoga de la constancia, ya que mediante el esfuerzo físico hecho día a día, se llega a grandes cambios internos, estableciendo el equilibrio del cuerpo y logrando una mente serena y concentrada. El Hatha Yoga involucra una rutina de asanas (posturas) y pranayamas(domino de la respiración) que tiene como objetivo darle un estado saludable al cuerpo, aprender a relajarse canalizando la energía del cuerpo. Cada asana trabaja sobre distintos grupos de músculos brindándole elasticidad y fortaleza. También trabaja sobre todas las glándulas y órganos internos, mejorando su funcionamiento para liberarnos de enfermedades. La práctica continua del Hatha Yoga brinda reconfortantes resultados: Un cuerpo firme y en forma, libera el estrés y mejora la concentración en tu vida diaria. Si a esto se añade unos minutos de meditación diaria, la vida mejorará armoniosa y saludablemente. Centro interior: Nuestro centro interior se representa con un sol radiante del que brota la vida que somos cada uno de nosotros. Lo llamamos nuestro ser interno.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies